BLANQUEAMIENTO

ESTÉTICA FACIAL

URGENCIAS

IMPLANTES DENTALES

ORTODONCIA INVISIBLE

ORTODONCIA Y ORTOPEDIA

ENDODONCIA

PERIODONCIA

PLACAS DE RELAJACIÓN

ODONTOPEDIATRÍA

ESTÉTICA Y RESTAURACIÓN

PRÓTESIS DENTAL

CIRUGÍA GENERAL

PROTECTORES BUCALES

CORONAS DE ZIRCONIO

RADIOLOGÍA Y DIGITALIZACIÓN

CARILLAS ESTÉTICAS DENTALES

CIRUGÍA
GENERAL

-

Devolvemos la funcionalidad y la estética de tu boca.

Contamos con profesionales altamente capacitados, tecnología de primer nivel e insumos de primera calidad, los cuales nos permiten asegurar procedimientos exitosos, inodoloros y con resultados excelentes.


¿Qué es?

La cirugía maxilofacial es la especialidad que se encarga de realizar extracciones o cirugías relacionadas con los dientes y la mandíbula, permitiendo al paciente contar con una excelente salud dental.


¿Cuándo se realiza?

  • Al presentar fracturas, dolor dental o caries profundas (no tratables con endodoncia)
  • En casos de presencia de dientes supernumerarios (dientes extra)
  • Como preparación para tratamiento ortodóntico
  • En casos de terceros molares en mala posición
  • En casos dificultad para una correcta higiene bucal


¿Cuáles son los tratamientos más comunes?

CIRUGÍA DE TERCER MOLAR: 

Las muelas del juicio o cordales son los últimos dientes en erupcionar, apareciendo normalmente en el período de los 15 a los 30 años. Dependiendo de su posición se clasifican en:

  • Cordales mesio-angulados (inclinados hacia adelante)
  • Disto-angulados (inclinados hacia atrás)
  • Verticales
  • Horizontales


Complicaciones de un tercer molar: 


  • Apiñamientos y movimientos dentarios: El movimiento de erupción de las terceras molares es casos no tan comunes, pueden provocar apiñamientos en los dientes inferiores.
  • Inflamación de encías: a la hora de tratar de erupcionar los terceros molares pueden provocar molestias en la zona de las encías dando como resultado dolor e irritación.
  • Caries en pieza contigua: si la pieza erupciona de manera irregular podría provocar un daño en la pieza vecina, creando una carie o inclusive dañando el nervio.


CIRUGÍA DE PIEZAS DENTALES RETENIDAS:

Los dientes retenidos (inclusión dentaria) son aquellas piezas dentales que no pueden emerger correctamente de la encía. La inclusión dentaria suele ser el resultado del apiñamiento de las piezas que no dejan espacio suficiente para que aflore una nueva pieza. La retención puede tener lugar cuando se pierde un diente de leche antes de que el nuevo diente esté listo para emerger,  lo que permite a las piezas restantes desviarse y ocupar el espacio reservado a la nueva. Sin embargo, la mayoría de las piezas retenidas son las muelas del juicio, porque son los últimos molares permanentes en salir y la mandíbula carece de suficiente espacio para acomodarlos.


¿En qué consiste la cirugía?

Se trata de una cirugía mínimamente invasiva. Consiste en realizar una pequeña insición en la zona de la pieza retenida.

La cirugía tiene una duración de 30 minutos y se realiza con anestesia local.


¿Cómo es la recuperación tras la extracción de las muelas del juicio?

La recuperación posterior a la extracción de una muela del juicio se produce tras una o dos semanas, dependiendo de cada caso. Tras la intervención, además de poder sentir algo de dolor, es normal que la herida pueda llegar a sangrar durante al menos 24 horas. Por este motivo se aplica una gasa sobre la misma, la cual se debe dejar apretada durante unos 20 minutos y debe cambiarse sucesivamente en tanto se mantenga el sangrado.

En caso de que el cirujano haya tenido que cortar para proceder a la extracción, habrá suturado la herida y por lo tanto, una vez cicatrizada, deberá proceder a retirar los puntos.


Para facilitar la recuperación recomendamos:


  • Tomar la medicación prescrita por el cirujano, generalmente antiinflamatorios o analgésicos y antibióticos.
  • Aplicar hielo sobre la mejilla para reducir el dolor.
  • Mantener siempre la cabeza levantada por encima de los pies. Al momento de recostarse en la cama deberá utilizarse almohadas.
  • Extremar la higiene oral, especialmente en la zona donde se encontraba la pieza extraída, lo que permitirá prevenir posibles infecciones y mejorar la cicatrización de la herida.
  • Los primeros días post cirugía es recomendable realizar enjuagues de boca con agua tibia y sal cada dos o tres horas, lo que permitirá prevenir posibles infecciones y mejorar la cicatrización de la herida.
  • Seguir una dieta blanda en tanto no haya finalizado el proceso de inflamación.
  • Es conveniente no realizar ejercicio físico intenso mientras dura la recuperación.
  • Se recomienda no fumar, al menos durante las primeras 24 horas.
  • No beber líquidos muy calientes.
  • No deben ingerirse alimentos que contengan semillas o similares de pequeño tamaño, ya que pueden quedar encajados en los alvéolos de la muela y aumentar el riesgo de infección.

Comunicate con nuestro personal para agendar una cita. Nuestras secretarias realizarán
una pre evaluación de tu caso para otorgarte un turno que se adapte a tus necesidades.